El ejercicio adecuado

El aumento de su actividad física puede jugar un papel importante a la hora de mejorar su afección cardíaca y reducir su presión arterial. Los hábitos de ejercicio moderado pueden ayudar a que su corazón funcione con mayor eficacia. De hecho, cada vez hay más indicios que apuntan que las personas mayores de 65 años que padecen una enfermedad cardíaca pueden beneficiarse en gran medida con el ejercicio.

Antes de emplear cualquier hábito de ejercicio, asegúrese de consultar con su médico. Esto es especialmente importante si padece una afección como la insuficiencia cardíaca, hipertensión (presión arterial alta), o angina de pecho (dolor pectoral).

En esta página encontrarás consejos sobre cómo incorporar el ejercicio a tu rutina diaria.

  • Ejercicio básico.
  • Diviértase haciendo ejercicio.
  • Convierta el ejercicio en un modo de vida.

Las actividades que pueden ayudarlo a mejorar su corazón incluyen:

  • Subir escaleras
  • Trabajar en el jardín
  • Los quehaceres de la casa de moderados a duros
  • Bailar
  • Nadar
  • Ir en bicicleta
  • Correr

 

Recuerde: Si su médico le aconseja evitar el ejercicio extenuante, puede que haya otras actividades que pueda hacer que beneficien su salud. Incluso el ejercicio ligero, como los paseos regulares y el trabajo moderado o duro en el jardín pueden aportar beneficios considerables a los pacientes con una enfermedad cardíaca e incluso puede aumentar su sensación de bienestar.

Ejercicio básico

Aquí tiene algunos consejos que pueden ayudarlo a que su ejercicio sea una actividad segura y regular:

  • Antes de empezar cualquier ejercicio, asegúrese de consultar primero con su médico. Esto es de especial importancia si padece una afección como la hipertensión (presión arterial alta).
  • Trate de establecer un hábito, haciendo ejercicio a la misma hora cada día. Haciendo que forme parte de su horario diario [significa que no tendrá que hacer planes especiales para el ejercicio].
  • Lleve ropa y calzado cómodos y adecuados.
  • Beba mucha agua, antes, durante y después de hacer ejercicio.

Diviértase haciendo ejercicio.
Si encuentra maneras de divertirse haciendo ejercicio, tendrá más probabilidades de continuar haciéndolo. Pruebe algunas de estas ideas (para ayudarlo a divertirte al hacer ejercicio):

 

  • Invite a sus familiares y amigos a participar. Si tiene otras personas a su lado, sus hábitos del ejercicio serán más divertidos y ¡hará que ellos también participen en una actividad saludable!
  • Hágase socio de un gimnasio o grupo de ejercicio. O bien, elija una actividad con su pareja, como por ejemplo bailar.
  • Agregue un poco de variedad (a sus hábitos de ejercicio semanales) eligiendo diferentes actividades. Por ejemplo, si sus hábitos de ejercicio diario suponen caminar, trata de variar con natación los fines de semana.
  • Consulte a su médico antes de iniciar un plan de actividad física.
  • Si durante el ejercicio, siente excesivo cansancio, falta de aire, molestias en el pecho, mareos o cualquier otro malestar detenga la actividad y consulte a la brevedad a su médico.

 

Convierta el ejercicio en un modo de vida
Una de las maneras más fáciles de hacer ejercicio es haciendo que forme parte de su vida diaria. Al hacer algunos cambios en la forma en que hace ciertas cosas, puede hacer ejercicio en casa, en el trabajo o durante tu tiempo de ocio sin darse cuenta. Aquí tiene algunas sugerencias para convertir el ejercicio en un modo de vida:

  • Haga sus propios quehaceres de la casa (en vez de emplear a alguien para que los haga).
  • Limpie el jardín, cortando el césped, recogiendo las hojas con un rastrillo o recogiendo la basura.
  • Siempre que sea posible, camine o ande en bicicleta en vez de ir en auto.
  • Suba las escaleras, por lo menos un par de pisos, en vez de usar los ascensores.
  • Forme parte de una competencia deportiva en su trabajo.
  • Programe paseos o excursiones en bicicleta semanales a lugares nuevos. Puedes hacer ejercicio y visitas turísticas a la vez.

 

Recuerde: No se sobre exija demasiado. Si no puede hablar mientras está haciendo ejercicio o si empieza a sentirse muy cansado, mareado, probablemente se está esforzando demasiado. Reduzca el ritmo, y tómeselo con calma. Es mucho más fácil mantener sus hábitos de ejercicio a largo plazo si se ejercita a un ritmo cómodo y si disfruta de ello. Lo más importante es hablar con su médico sobre sus hábitos de ejercicio.

Tomar su medicación junto con la actividad física regular son aspectos importantes a fin de mantener un estilo de vida saludable para el corazón.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados*

*

Puedes usar las siguientes HTMLetiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>