El asma es una enfermedad crónica de las vías respiratorias que dificulta el paso de aire a través de los bronquios. En ellos se produce una inflamación especial que hace que, ante diferentes sustancias o situaciones, se compriman y se llenen de mucosidad, dificultando el paso del aire. Esta inflamación puede aparecer en la infancia, luego permanecer largos años en silencio o, coincidiendo con algún desencadenante, volver a dar síntomas. La inflamación se produce por la acción de unas células inflamatorias que fabrican diferentes sustancias que hacen que esa inflamación sea permanente. La inflamación provoca obstrucción bronquial haciendo que el aire quede atrapado en los pulmones y no pueda movilizarse. Esto da la sensación de ahogo y ruidos en el pecho (silbidos o “ronroneos”). En el asma los bronquios presentan aumento de la sensibilidad a distintos estímulos, como el aire frío, algunos olores, etc. lo que ocasiona que reaccionen exageradamente y que se cierren. A esta característica se la denomina hiperreactividad bronquial.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados*

*

Puedes usar las siguientes HTMLetiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>